✍🏽 📚 Lenguaje Español📚 ✍🏽

Desarrollar el lenguaje es uno de nuestros principales objetivos como profes. Y me refiero específicamente a enseñar mi lengua materna, el español.

Es mi especialidad, así que es aquí donde más disfruto enseñando. Mi gusto por la lengua y la literatura del español viene de cuando era muy pequeña y pasaba horas y horas leyendo la colección de libros que tenía mi abuelo. A él le encantaba leer. Mi mamá heredó su gusto por la lectura y ella me lo heredó a mí.

En la biblioteca de mi abuelo encontraba novelas, poesías, cuentos, diccionarios, enciclopedias y revistas de todo tipo. Recuerdo el aroma de las páginas de los libros más viejos en aquella biblioteca. Recuerdo haber leído por primera vez los versos de Gabriela Mistral, sobre las golondrinas de Vicente Huidobro y haber visto los extraños artefactos de Nicanor Parra en los libros de esa biblioteca en mi casa. Pasaba horas viendo fotografías de las enciclopedias y me sabía de memoria las imágenes de la colección de diccionarios "Mi pequeño Larousse"; en una época en que no existía la capacidad de tener computador y menos internet en una casa común y corriente.
Cuando tenía 10 años, ya me había leído cientos de revistas "Reader´s Digest".
También, disfrutaba mucho leyendo las revistas de decoración de interiores que mi abuelo tenía y que eran parte de sus materiales de aprendizaje de su noble oficio: maestro tapicero y restaurador. Tampoco puedo dejar de mencionar todas las tardes que pasé junto a él haciendo crucigramas.
Todo ese gusto por la lectura es el que he querido transmitir a mis estudiantes durante mi carrera como maestra y espero que en este espacio encuentren metodologías, estrategias y actividades que realizó en la sala de clases junto a mi estudiantes para trabajar los 4 ejes del lenguaje: escuchar, hablar, leer y escribir.
 

"El castellano hablado anda por la calle, en cambio al castellano escrito lo tienen preso desde hace varios siglos en ese cuartel de policía del idioma que es la Academia de la Lengua. Tratar de liberarlo, reduciendo cada vez más la distancia entre el castellano escrito y el castellano hablado, es una tarea en que debemos empeñarnos los escritores de lengua castellana, y en la que de hecho estamos empeñados los novelistas latinoamericanos".

 Gabriel García Márquez, 1972.